psicoweb Psico-web.com
  Inicio
  Educación
  Filosofía
  Psicología
  Salud
  Sexología
  Sociología
  Otros escritos
  Contáctenos

 

 Carácter y Temperamento - Conceptos

¿Qué es el Temperamento?

El término temperamento refiere al componente fisiológico y, en gran parte, estable y hereditario, de los rasgos afectivo-dinámicos. Éste es el esqueleto, o la armazón más o menos fija, que subtiende el desarrollo de las formas concretas.


¿Qué es el Carácter?

El concepto de carácter designa la forma individual que el componente afectivo-dinámico del comportamiento adopta en el hombre. Este término implica rasgos tal como aparecen en el fenotipo, es decir, en el individuo tal como se construye, progresivamente, bajo la influencia combinada de los factores hereditarios y de la acción de la experiencia personal y del medio.


Diferencia carácter y temperamento

El temperamento se asocia al genotipo y el carácter al fenotipo de un individuo. Mientras el temperamento es un componente heredado, bastante fijo, el carácter resulta del encuentro entre lo heredado y lo social, es decir, se forja mediante el aprendizaje.


 

 

Críticas al concepto "carácter"

Actualmente, el concepto de carácter se emplea corrientemente en Europa en el sentido arriba descripto. No obstante, por la influencia de la psicología norteamericana, desde hace algunos años el término tiende a desaparecer de la psicología científica. En los Estados Unidos, en efecto, el término ha sido eliminado, por así decirlo, del vocabulario psicológico. La razón se halla en el hecho de que carácter implica a menudo una evaluación moral o social del comportamiento. Se afirma de alguien que no tiene carácter, que tiene mal carácter, etc. Sin embargo, podría invocarse la misma razón para la exclusión del término personalidad. En la vida social, éste está igualmente deslustrado por connotaciones normativas y evaluativas. En el campo científico nos encontramos regularmente ante la necesidad de reservar un sentido técnico a términos que, en el lenguaje común, tienen acepciones más o menos diferentes. El problema consiste en saber si, en psicología, se necesita el término carácter o bien si se puede prescindir de él, o reemplazarlo ventajosamente con otros vocablos.

El psicólogo norteamericano apenas siente la necesidad de hablar de carácter, porque emplea el término personalidad para designar el aspecto afectivo y dinámico del comportamiento individual. Es sorprendente observar cómo algunos rasgos, tales como la inteligencia y las aptitudes en general, son relegados a un segundo plano, por no decir prácticamente excluidos del campo de lo que se denomina personalidad.

J. Nuttin sostiene que ninguna razón seria justifica la restricción del término personalidad al solo aspecto afectivo-dinámico de la individualidad humana. Dicho concepto, dice él, engloba el conjunto de la organización psíquica del individuo humano. Se necesita, al lado de este término “englobante”, un término que designe el aspecto afectivo y dinámico de la personalidad, a fin de distinguir este campo del aspecto aptitud e inteligencia. Es muy aconsejable emplear el término carácter en este sentido. En este caso se evitará introducir el punto de vista normativo al hablar de carácter en psicología, como se evita hacerlo al hablar de personalidad. Todo individuo humano tiene un carácter, como también una personalidad.

A pesar de las excelentes razones que abogan por el empleo del término carácter, Nuttin ha cedido a las exigencias del uso corriente, que prefiere el término personalidad. Ve en ello una sola ventaja. Los términos carácter y caracterología están algo comprometidos, en psicología, por una abundante literatura especulativa y popular, mientras que el término personalidad designa en este contexto una orientación de estudio más bien científica, de naturaleza experimental o clínica.

 



Palabras claves: carácter, temperamento, personalidad, críticas

Copyright ® 2007-2013 - Psico-web.com - Argentina