psicoweb Psico-web.com
  Inicio
  Educación
  Filosofía
  Psicología
  Salud
  Sexología
  Sociología
  Otros escritos
  Contáctenos
 

 

 Sociología - Papel del pensamiento complejo, racionalidad y libertad en ciencias sociales - Página 3 de 4

Lic. en Sociología Marcelo Tardy - Contacto

(continúa)

Tomando como referentes a Sotolongo Codina y Delgado Díaz, nos hablan de la complejidad de la siguiente manera: “La nueva noción de lo complejo lo asume como atributo irreductible de la naturaleza, de la cual el sujeto forma parte. (...) Lo complejo se manifiesta en que los sistemas de la naturaleza no sólo no son “dados” de antemano, sino que devienen en el transcurso mismo de la interacción. Las propiedades del mundo y sus objetos son emergentes. No están “ahí” esperando a ser investigadas; emergen en el transcurso de las interacciones en que los sistemas se encuentran involucrados, y la cognición es una de esas interacciones a considerar”. (Sotolongo Codina y Delgado Díaz, p 44 2006).

Una vez más, consideramos y resaltamos la posibilidad y capacidad de los sujetos cognoscentes, de ser parte constructora de los objetos y fenómenos a investigar y conocer, no esperarlos a que se “den” o se “impongan” ante nuestra mirada como lo propone Durkheim desde el positivismo.

 

 

Mencionados autores, observan el pensamiento complejo o, mejor dicho, la noción de complejidad, como una revolución inadvertida la que consiste en: “ ... la sustitución del ideal clásico de racionalidad por uno nuevo, complejo, mediante la reformulación del presupuesto de objetividad, la superación de la dicotomía de las ciencias naturales y las ciencias sociales, la ciencia y la moral, el conocimiento y los valores”. (Sotolongo Codina y Delgado Díaz, p 45 2006).

Se trata en este punto, del abordaje multidireccional y transdisciplinario del objeto, construido, de estudio, teniendo en cuenta factores naturales y sociales, estos últimos, con los componentes morales, valorativos y religiosos de la realidad social. Abandonando el ideal, al que nos tiene acostumbrado la ciencia clásica, de la objetividad, tratando de entender que no existe una supremacía de un conocimiento sobre otro, sino que es el “todo” el que se debe abordar de una manera multi y transdisciplinaria.

Para esta última propuesta, es que consideramos interesante lo expuesto por Morin, al sostener que: “... la complejidad concierne no sólo a la ciencia sino también a la sociedad, a la ética y a la política. Por lo tanto es un problema de pensamiento y de paradigma. Concierne a una epistemología general”. (Morin, p 65 2006).

No solamente debemos plantear la posibilidad de la complejidad dentro de la ciencia, sino también en la ética, la política y la sociedad, las cuales pueden ser abordadas y entendidas por el conocimiento científico. Por lo que la ética, política y la sociedad en general, tienen que ser tratadas desde un pensamiento complejo dada sus características, justamente, de complejidad. Teniendo en cuenta que la ciencia se encuentra signada por acciones metódicas, calculadas y, de ser posible, esperadas. Por el contrario, las acciones que los sujetos realizan en la ética, política y sociedad, no responden a una determinada metodología ni paradigma. Generando de este modo toda una epistemología de la complejidad. Aunque Morin destaca que: “Un pensamiento complejo nunca es un pensamiento completo. No puede serlo. Porque es un pensamiento articulante y multidireccional”. (Morin, p 66-67 2006).

Para finalizar el presente apartado, el autor antes mencionado destaca que el pensamiento complejo, confronta a la pura simplificación. “Se trata de un espacio mental en el que no se aporta, sino que se revela, se des-oculta la incertidumbre, palabra indeseable para el pensamiento racionalizador”. (Morin, p 65 2002).

Atendiendo a lo último, es que consideramos importante indagar, a continuación, sobre lo racional o racionalidad humana y, por que no, su relación con la libertad que pretende alcanzar el hombre.


Racionalidad y Libertad

En este apartado, trataremos de aproximarnos a una exploración acerca de la racionalidad y su relación con la libertad y el pensamiento complejo. Para ello, y tomando como referencia a Karl Popper, el cual realiza un análisis sobre el yo, la racionalidad y la libertad, en donde plantea el sentido espacial de los animales y compara estos últimos con el ser humano. Parte que obviaremos dado que consideramos que no es relevante para nuestro trabajo.

El autor expone, antes de avanzar en su análisis, lo que comprende por el “mundo 3”, el que es entendido como: “... el universo de los productos de nuestra mente”. (Popper, p 185. 2000) Para continuar con el presente trabajo, a continuación, citaremos a Calvin Hall, que desde un análisis freudiano, nos acercarnos a una comprensión sobre el yo, el cual es: “En la persona bien adaptada el yo es el ejecutivo de la personalidad, que domina y gobierna al ello y al superyó y mantiene un comercio con el mundo exterior en interés de la personalidad total y sus vastas necesidades. Cuando el yo cumple sabiamente sus funciones ejecutivas, prevalecen la armonía y la adaptación. (...) el yo no está gobernado por el principio de placer, sino por el principio de la realidad. (Hall, p 32 1996).

Regresando a Popper, ubica al lenguaje como funciones superiores, las que evolucionan junto con el desarrollo del yo. En este sentido podemos sostener la importancia de la conformación del yo en una persona “sana” y la posibilidad de ésta de comunicar sus pensamientos o, de ocultarlos y disfrazarlos. El autor se define como un racionalista y reconoce que: “... al igual que todos los racionalistas pensantes no afirmo que el hombre sea racional. Por el contrario, es obvio que incluso el hombre más racional es muy irracional en muchos sentidos. La racionalidad no es una propiedad de los hombres, ni es un hecho sobre los hombres. Es una tarea que los hombres deben llevar a cabo – una tarea difícil y muy limitada -. Resulta difícil lograra la racionalidad, incluso en parte”. (Popper, p 191 2000).

Ante lo planteado, podríamos decir, juego de palabras del autor, reconoce la ausencia de racionalidad completa en el hombre, dado que éste es irracional en muchos aspectos y muy difícil de gozar de su plena racionalidad. Aunque lo interesante es citar la definición de racionalidad propuesta por nuestro autor: “Con este término designo simplemente una actitud crítica ante los problemas – la disposición a aprender de nuestros errores y la actitud de buscar conscientemente nuestros errores y nuestros prejuicios”. (Popper, p 191 2000).



[anterior] - [siguiente]

Ir a página 1 - 2 - 4



Palabras claves:
pensamiento complejo, racionalidad, libertad, ciencias sociales, Edgar Morin


Copyright ® 2007-2013 - Psico-web.com - Argentina